8 de enero de 2014

8 de enero de 2014

En los cortos días de invierno, más aún de vuelta de estas semi-vacaciones, no es difícil levantarse con una cierta niebla mental, una niebla densa que nos complica la visión a larga distancia. Hoy el día se ha levantado exactamente igual, con esa niebla espesa que te enfría todo aquello que no se encuentre a resguardo (orejas, nariz, manos, … bueno y en mi caso digamos que la cabeza entera).

Por suerte luego ha remontado el día, el sol se ha dignado a salir y yo con él. Trayecto a Barcelona con alguna visita interesante. Bueno, y un marco/póster que me ha impactado y que espero poder mostrar de aquí a no muchos días.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: